Saltar al contenido

Circe en la mitología griega

13/05/2020

Contenido

Usó su magia para herir a las personas cuando pensó que había una amenaza, pero tan pronto como estuvo a salvo, no solo revirtió su brujería, sino que también ayudó a los hombres de la tripulación de Odyssey. Algunos intentos de racionalizar al personaje decían que Circe no hacía magia, sino que era experta en curar hierbas y venenos. Aquellos que creían que la brujería se podía crear a través de hierbas y pociones, buscaban especialmente inspiración descargarhappymod.com para su trabajo. Circe, una diosa y una figura legendaria, atraía adoradores al mundo griego antiguo. Dios lamentó su amor perdido y nunca olvidó la belleza de Scylla. Estaba en esa cueva para siempre, todavía aterrorizado por sus tremendas transformaciones. Las cabezas de los perros alrededor de sus cinturas se estiraron para comer cualquier cosa que se moviera hacia ellos, desde delfines y focas hasta hombres que pasaban en botes.

circe the sorceress goddess

Ofreció a los hombres comida fácil y conveniente, que sospechaba estaba asociada con una poderosa poción mágica. Circe los saludó calurosamente e invitó a los hombres a almorzar. Estaban felices después de estar en el mar durante un mes y no cuestionaron por qué tenía sobrepeso. Ulises y su tripulación aterrizaron en la isla ficticia de Aeaea en un intento de llegar a Ítaca en el extremo occidental. Envió a algunos hombres a explorar la isla después de ver el humo de una chimenea en el bosque. Pero la historia de Circe tuvo mucho más que ver con cómo ayudó a Ulises a encontrar su camino después de haber hechizado a algunos de sus hombres. Al principio parecía una amenaza para la vida de su tripulación, pero se convirtió en uno de los mayores benefactores de los hombres.

Circe

Ulises hizo lo que le dijeron y Circe se sorprendió al enfrentarse a su brujería. Sin embargo, pronto se dio cuenta de quién era, ya que le dijeron que Ulises de Ítaca sería el único hombre que resistiría su magia. En cambio, Circe le pidió a Ulises que se fuera a la cama con él. Primero, hizo que los hombres se olvidaran de sus hogares y se sintieran completamente a gusto. Luego, con el movimiento de su varita mágica, los convirtió a todos en cerdos. Euryloko tenía razón al sospechar de la encantadora mujer que les dio la bienvenida con tanta rapidez.

circe the sorceress goddess

El más joven de los hombres estaba sentado en el techo y, con prisa por escapar, se cayó. También encontraría en Thrinacia que Helios le había advertido que no matara el ganado del dios sol, o que perdería su barco y todos sus hombres, lo que sus hombres no recordarían cuando finalmente llegaran a esa isla. Cuando los hombres se fueron a vivir a descansar, él lo apartó y le dijo qué otra prueba tendría cuando saliera de su otra isla. Le dio instrucciones sobre la magia nigromántica que necesitaría para prepararse y llegar a la tierra de los muertos.

Es más, cuando se tuvieron en cuenta las adiciones posteriores al mito, su relación con Circe provocó inadvertidamente tanto la muerte de ellos como la del hijo de Telémaco. La historia en su conjunto fue una cuidadosa historia sobre los peligros de la brujería. Cuando Circe terminó los rituales que mantendrían a Zeus enojado, le pidió a Medea que contara su historia. Circe no sabía por qué su sobrino y la tripulación de Argo vinieron a su isla, pero cuando vio el comportamiento de Medea y Jason inmediatamente pensó que estaban involucrados en un asesinato. Telgonus llevó el cuerpo de su padre a Aeaea, acompañado de Penélope y Telema. Fue enterrado con Circe y, por respeto al sufrimiento de su familia, Circe inmortalizó a la esposa y al hijo de su amante.

La mayoría de la gente piensa en Circe como una bruja, una bruja o una tentadora. En algunas historias, Circe fue exiliada por su padre Helios a Aea, una isla ficticia, para vivir sola, como castigo por matar a su esposo, el príncipe de Kolkis en ese momento. Más tarde con Ulises, con el rey de Ítaca los tuvo de los escritos de Homero. Uno se llamaba Aeetes y custodiaba el Golden Polar, un polar que era propiedad de la monarquía.

Posteriormente los autores difundieron la historia de Circe y Ulises para que pudieran desempeñar un papel importante en su vida y en su famoso viaje. A pesar del peligro inicial, solo un miembro de la tripulación murió en la isla Circe.

Dejó a un lado su amor no correspondido por Scylla y le pidió que se quedara con él. Acudió a Circe en busca de ayuda para ganarse el afecto de Scyla. Su conocimiento de las hierbas y la brujería le permitió a Scylla crear una poción de amor para devolver su amor. Scylla era un monstruo marino aterrador con seis cabezas de perro envueltas alrededor de su cintura. El hombre los pasó de los botes y se los comió vivos a una velocidad asombrosa. Otra historia sobre Circe no era sobre un marinero heroico o una gran búsqueda. Fue una historia mucho más personal que lo vinculó con uno de los monstruos que una vez advirtió a Ulises: Escila.

Los hombres estuvieron felices con Circe durante un año, disfrutando de buena comida y alojamiento. Ulises se convirtió en su amante y bolsa-termica.com casi se olvidó de su esfuerzo por regresar a su casa y a su esposa. Eran más jóvenes, más altos y más bonitos que caer bajo su magia.

  • Había una pequeña bahía, doblada como un arco, la paz, donde a Scylla le encantaba holgazanear, un refugio de la furia del mar y el cielo, en medio del cielo cuando el sol más brillante brillaba desde su cenit y las sombras daban la menos.

Scylla se convirtió en un monstruo mientras caminaba por la orilla del mar, pero inicialmente no se dio cuenta del cambio. Circe usó su magia para envenenar el agua donde Scylla solía ir a nadar. Sin embargo, amaba demasiado a Glaucus como para lastimarlo personalmente. Pero Glaucus no se sintió conmovido por la fascinante expresión de amor. Juró que nunca sería capaz de amar a otra mujer mientras Scylla estuviera viva y vio su hermoso rostro cada vez que se bañaba en la orilla del agua.

Pasifa era su única hermana, y ella era la reina de la isla griega de Creta, y también la esposa del rey Minos. También se dice que dio a luz a un minotauro, mitad hombre, mitad toro, con cabeza y cuernos de ganado y cuerpo de hombre. Circe Helios era la hija de un Titán que representaba al Sol y Perseo, una ninfa del océano. Aproximadamente tres mil de su especie eran las hijas de Oceanus y Tetys Titán. En otra versión, ella era la hija de Circe Hecate, la diosa de la brujería.