Saltar al contenido

Yucatecos Se Unen Al Challenge De Los Dioses, Pero Inspirados En La Mitología Maya

05/08/2020

Empieza con la aparición de los hijos de la primera semilla, que en la temporada Tradicional se los conoce como Jun Ajaw y Yax Balam, los héroes que van a trabajar esforzadamente por rescatar a su padre de todo el mundo de los muertos. Estos gemelos divinos enfrentan las estratagemas que les tienden los regentes del inframundo y por último logran vencerlos. En un inicio, los primeros dioses se identificaron con fundamentos que aludían a las fuerzas naturales que ellos representaban, estos aspectos incluían datos vegetales, animales o relativos al Sol, la Tierra, el agua, el trueno o el rayo.

La construcción de los santuarios de la Triada sugiere que crear, sostener y sacralizar la vivienda de los dioses eran tareas indispensable para la creación de deidades en esta época. El dios del viento es otra deidad central en las cosmogonías, los mitos de creación y la fundación de reinos en las culturas más tempranas de Mesoamérica.

Lea mas sobre aqui.

Empiezan Talleres Artísticos De La Casa De La Civilización Oaxaqueña

Hablamos de una réplica del pecho de Batman moldeado con diseños y detalles estéticos de la civilización maya, así como alusiones a la forma que Camazotz poseía. La máscara de Calakmul, correspondiente a la Cultura Maya, fue descubierta el 12 de diciembre de 1984 en Campeche. La parte representa la fecundidad y la “esencia sagrada” que daba vida a todo el mundo. Se desconocen los receptores o los be-neficiarios de los sacrificios humanos y de los autosacrificios.

dios de la muerte maya

Bastante antes del héroe de los cómics existió Camazotz un ser del inframundo con forma de murciélago en la cosmogonía maya. Christian Pacheco, el diseñador de la pieza, representó el estilo y las texturas de la porcelana maya, tomando inspiración de los colores y figuras, como glifos, de los objetos que subsisten de esa cultura.

Se creía que el que moría viajaba al Mictlán o Lugar de los Fallecidos donde viviría eternamente. El temor a perecer no era común, y a esta falta de temor se le consideraba una virtud; la gente que fallecían se convertían en dioses y el fenecer representaba vivir eternamente. Al charlar de la desaparición y los muertos entre los tarascos debe destacarse que las ideas sobre “el más allí”, “la otra vida”, “el premio o castigo”, así como la veneración, el respeto y el recuerdo a los difuntos, están muy arraigados entre los purépechas. Loe enfermos desahuciados por los médicos y lo desesperados de la vida, podían solicitar que se les enterrase vivos en las cavernas subterráneas que, dicen, había en Mitla. al 900 dC, floreció y se expandió la civilización maya, pero hacia el año 900 comenzó su caída y decadencia, cuando los gobiernos se vieron fragmentados y, por razones en su mayor parte desconocidas, los mayas abandonaron las ciudades situadas en la península de Yucatán. La doctora Valverde opina que el jaguar tiene la misma importancia que la serpiente, las dos forman una dualidad.

Lea mas sobre lasaromaterapias.com aqui.

dios de la muerte maya

Como una parte de sus tradiciones, los mayas clásicos habituaban colocar piedras de jade en la boca de sus difuntos para evitar que se les escapase su aliento, el que era visto como una fuerza anímica. Entre los días del calendario sagrado de los mayas, uno de estos se llama kiimil o cimi, en la escritura colonial.

Es el Día de la Muerte y quienes hayan nacido en esa fecha, se tiene la creencia que pueden transformarse en ah cimsah uinic, esto es, un asesino o su destino es malo. No obstante, antes de la Colonia ya existía una forma de visualizar a la desaparición y diversos elementos o situaciones que ocurrían a su alrededor, así lo dio a saber el arqueólogo Guillermo Kantún en su conferencia “Muerte y memoria entre los mayas del tradicional en tierras bajas”. Anualmente se realiza el Hanal Pixán o “comida de las ánimas” en la Península de Yucatán, tradición que surge de la mezcla de tradiciones y costumbres propias de la cultura maya, que se fusionaron con las traídas por los españoles. En su charla “Muerte y memoria entre los mayas del clásico en tierras bajas”, el arqueólogo Guillermo Kantún explica los elementos que se utilizaban antes de la colonia. Por poner un ejemplo, se suponía que las mujeres realizaran un peregrinaje destinado a Ixchel, la Diosa de la Luna, para ofrecerle ofrendas y recibir su bendición. En realidad, la mujer tenía un papel más esencial en las prácticas mayas. Eran las encargadas de dar alimento y vestido a los hombres que iban a la guerra, además de intervenir en algunos rituales de sacrificio.

  • En cambio, siempre es viable pre-sentar razonamientos para demostrar la exis-tencia de algo.
  • Los mayas creían que en la vida tras la muerte existía una suerte de paraíso, pero solo para los que eran sacrificados, asesinados o para los que han fallecido en la niñez.

Pero no como un dios, sino como símbolo de una sucesión de deidades que adquirieron las características del felino, como Kinich Ajaw, una de las advocaciones de Itzamná, que en su tránsito nocturno era popular como el dios jaguar. Hace muchos años, antes que Ek Balam (“jaguar negro” o “estrella jaguar”) viviese su época dorada; bastante antes que Chichén Itzá fuera una localidad importante e incluso antes de la fundación de Uxmal, el jaguar ahora era entre los símbolos o emblemas más importante de la civilización maya. De esta manera, la figura del dios del viento se integra al desarrollo histórico de Mesoamérica. Después, está presente como dios principal creador de la célebre Triada de dioses protectores de Palenque.

“Son como los símbolos que entrelazan y relacionan al hombre con la tierra, inframundo, fertilidad y vida”. Su fuerza y características son, a juicio de la doctora, ciertos fundamentos que facilitaron la incorporación del jaguar como un ser sagrado en el cosmos simbólico de las etnias mesoamericanas.

Así, su intervención fusiona elementos de la máscara de Batman con la mitología de Camazotz. Conjuntos de guerreros, por ejemplo, consideraban morir en batalla como una parte de un sacrificio a los dioses, siendo esta acción privilegio y cualidad de varios.

dios de la muerte maya

Lea mas sobre losmejoresdrones.net aqui.

María Rodríguez Shadow, especialista en arqueología de género, apunta que hasta ahora se conoce muy poco del papel de la mujer en la sociedad maya, en tanto que fueron invisibilizadas por la historia. En la mayor parte de los códices y restos que estudiamos en la actualidad, aparecen solo como cuidadoras o madres.

dios de la muerte maya

Por otra parte hablando sobre tradiciones y prácticas heredadas de los nuestros antepasados debemos de continuar preservándolo y educar a la siguiente generación para que prosigan manteniendo las tradiciones que nos identifican y caracterizan. Los primeros dioses fueron Tepeu, Hurakán y Kukulkán, que procuraron crear al hombre a partir de fango, pero fracasaron, el segundo intento fue realizado por siete dioses, estos fueron Qaholom, Tzacol, Kukulkán, Alom, Bitol, Hurakán y Tepeu. Sus creencias religiosas se fundamentaban en el enfrentamiento del bien contra el mal, pero los dos de carácter divino. Los dioses del bien proporcionaban buenas cosas como cosechas rebosantes y lluvia para las siembras, en cambio los dioses del mal se relacionaban con desastres, hambrunas etcétera. Los mayas desarrollaron una civilización bastante evolucionada en al que la religión y las opiniones jugaban un papel fundamental, sus actividades las regían por medio de las deidades y tenían numerosos templos para venerarlos.

En el Tikal del siglo viii, el rey era el oficiante y los dioses estaban ausentes, al tiempo que en la época de Diego de Landa, los sacerdotes oficia-ban con la participación de los dioses “por-tadores de años”. rivera dorado, Miguel, El pensamiento espiritual de los viejos mayas, Trotta, La capital de españa, 2006.

Los mayas, al igual que todos los pueblos mesoamericanos, se sen-tían eternamente deudores, sin importar un mínimo quiénes pudiesen ser sus acreedores. El sa-crificio era el mejor medio para pagar su deuda a entidades vagas como la tierra o el cosmos, por los favores recibidos o por los beneficios venideros. Los sím-bolos sacrificiales abundan en las estelas en las que ancestros y espíritus aparecen a ve-ces portando instrumentos para recordar al soberano sus deberes (fig. 19). as-pecto árido y sirve de escenario para “ac-tuar” de forma ritual el descenso al infra-planeta. Los conjuntos de pirámides gemelas de Tikal, Guatemala, son representaciones esquemáticas y horizontales del universo, niveles de procesiones que marcan los finales de periodo y cuyo fin es proteger el orden cósmico (fig. 18). Adjuntado con los con-juntos microcósmicos, construidos en el si-glo xvi para las fiestas de final de año , se hallan cuatro inmuebles parado-dra orientados hacia los puntos cardinales, propios para las procesiones.

dios de la muerte maya